Sillas de paseo gemelares

Las sillas de paseo gemelares son esenciales cuando unos gemelos llegan a la familia o cuando un hermanito o hermanita llega poco tiempo después del nacimiento del primer hijo o hija. La silla de paseo doble permite el transporte seguro de dos niños al mismo tiempo, adaptándose a todas las situaciones y permitiendo que una sola persona pueda pasear a dos niños de forma sencilla. Vamos a ver cómo elegirlas correctamente y cuáles son los cochecitos gemelares de mejor calidad al mejor precio.

La silla de paseo gemelar es un apoyo importante para mamá y papá y para todos aquellos que cuidarán a los niños. Nos permite mantener a los gemelos o hermanitos bajo control, optimizando el peso y el espacio ya que podremos pasear a los dos niños utilizando solo una silla.

Desde el punto de vista de los niños, un buen cochecito gemelar debe ser cómodo y confortable, agradable para descansar y dormir, así nos aseguraremos de que sea un buen incentivo para que los más pequeños tengan ganas de salir a dar un paseo.

Desde el punto de vista de los padres, un buen cochecito doble debe ser práctico, ligero, fácil de manejar y que ofrezca la máxima seguridad para tus hijos.

Por lo tanto, a la hora de elegir un modelo hay que tener en cuenta que tenga una estructura ligera pero robusta, unas ruedas manejables con sistema de bloqueo, unos sistemas de enganche seguros para el asiento, unos cinturones de seguridad fuertes pero cómodos para el niño y la posibilidad de añadir accesorios como cortavientos, sombrillas, protectores contra la lluvia…

Cómo elegir una silla de paseo gemelar: tipos y características

Para elegir la mejor silla de paseo doble de acuerdo a tus necesidades, debemos tener en cuenta algunos elementos esenciales sobre el tamaño, la estructura y las partes que la componen. También debemos tener en cuenta todas las situaciones en las que tendremos que utilizarla, si vivimos en la ciudad o en el campo, las características de nuestra casa y quiénes serán las personas que más se dediquen al cuidado de los pequeños.

Veamos cuáles son los tipos más comunes de sillas de paseo para gemelos y cómo usarlas:

  • Silla de paseo doble: Podemos decir que éstas son las sillas gemelares típicas. Estos cochecitos gemelares se colocan en línea horizontal con la cadera. Esta disposición es muy útil para que los dos niños puedan pasar el tiempo en el cochecito manteniendo el contacto visual y observando el entorno. En este caso debemos tener en cuenta las dimensiones del cochecito y el uso que haremos de él. ¿Es solo para llegar al parque y salir a caminar con mamá y papá? ¿O tendremos que atravesar múltiples puertas, pasillos y aceras con obstáculos para ir a la guardería todas las mañanas? ¿El cochecito pasará fácilmente a través de las puertas? ¿Entrará en el ascensor sin problemas? En definitiva, debemos hacer un repaso de las situaciones cotidianas con las que nos enfrentaremos para saber si una silla de paseo de estas características será práctica en el día a día.
  • Sillas gemelares separables: Parte de los problemas comentados anteriormente se resuelven con una silla de paseo gemelar divisible, pero no todos, porque si es una persona quien tiene que llevar a los niños a todas partes, de nada nos servirá que el cochecito doble se pueda separar. La silla de paseo divisible es perfecta en el momento que los niños son transportados por dos personas o en momentos diferentes. Por ejemplo: si no son gemelos o mellizos y uno está en la guardería mientras que el otro está en casa. De esta manera es como si tuviéramos dos cochecitos que se pueden juntar si es necesario para formar una silla de paseo gemelar.
  • Sillas de paseo tándem: el cochecito tándem o en línea tiene los asientos dispuestos uno tras otro. Esta estructura es muy útil para cuestiones de espacio, ya que será más fácil entrar por las puertas o caminar por las aceras. De esta manera, sin embargo, los niños no tienen contacto visual entre sí. Además, el que está sentado en la parte de atrás no tendrá otra vista que el respaldo de delante, precisamente cuando en esa época a los niños les encanta observar todo. Para evitar esto, lo recomendable es elegir un modelo con los asientos escalonados en altura para asegurar la vista del entorno circundante.
Cerrar menú